17 de febrero de 2012

Tarta Banoffee


Ingredientes:
Para la base 100g de mantequilla, 175g de harina, 25g de almendras molidas (tostadas) y 25g de avellanas molidas(también tostadas).Para el relleno:1 bote de leche condensada de 1 kg, 3 plátanos maduros grandes, zumo de medio limón, 1/2 vaina de vainilla, 250 ml de nata para montar, 25g de chocolate negro rallado.
Preparación:
1-Primero de todo elaboramos la masa quebrada como siempre: sobre una superficie seca colocamos la harina, y las avellanas y almendras molidas y hacemos un volcán y en el centro colocamos la mantequilla y amasamos. Añadimos el agua suficiente,no hay que pasarse, para que nos quede una masa bien ligada.
Dejamos en el frigorífico media hora y después estiramos la pasta y forramos nuestro molde ( de 22-23 cm).Lo cocemos a 180-190ºC durante 15-20 minutos hasta que la pasta esté tostadita. Reservamos.
2-Este paso lo podemos hacer con antelación, ya que la leche se conservará en su envase. Ponemos el bote de leche condensada sin abrir en una cacerola y cubierto completamente de agua, lo llevaremos a ebullición, bajaremos el fuego y lo dejamos a fuego lento durante 2 horas. Dejaremos que se enfríe. Si lo hemos hecho con 1 o dos días de antelación lo conservaremos en el frigorífico.
3-Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas y los ponemos en un cuenco donde los rociaremos con el zumo de limón. Abriremos la vaina de vainilla a lo largo y rascaremos todas las semillitas de su interior y lo mesclamos con el plátano y el zumo de limón. También podemos dejar los trozos de vaina en maceración con la preparación.
3-Montaremos la nata con muy poco (1 o 2 cucharaditas) o nada de azúcar, ya que el resto de la tarta será muy dulce. Yo para montar la nata añado una bolsita de estabilizante para nata que podéis encontrar en el Müller, de esta manera la nata no se baja y tiene más cuerpo.
4-Montaremos la tarta. Cojemos la base de pasta y en ella extenderemos una fina capa de leche condensada (se habrá vuelto de color marrón) para que el jugo del plátano no reblandezca la pasta. Sobre ella añadiremos las rodajas de plátano (escurridas del zumo de limón y al que también habremos quitado las vainas de vainilla) que estarán impregnadas de las semillas de vainilla. Sobre el plátano verteremos toda la leche condensada restante y la esparcimos con cuidado de no romper la masa base ya que es una crema muy consistente. Finalmente decoraremos con la nata montada a nuestro gusto y sobre ella espolvoreamos el chocolate rallado. La refrigeramos.
BON PROFIT!

1 comentario:

Marisa dijo...

Ângels, una passada però no la puc menjar. He tornat a fer el pà i ens agrada molt. Petons